CLISERIE PIRINEOS


external image cliserie+examen.jpg


Comenzamos la exposición indicando, a modo de introducción, que una Cliserie de vegetación es un gráfico que muestra el escalonamiento de la vegetación en un relieve montañoso en función de la altura. En este caso se trata de un relieve montañoso peninsular de carácter alpino, en concreto los Pirineos Centrales. Vamos a dividir la exposición en dos apartados, análisis de los factores condicionantes de la disposición vegetal y descripción de los pisos vegetales.
La disposición de la vegetación en pisos es el resultante de un conjunto de factores que explican, en este caso serían los siguientes.
- La altitud que conlleva la influencia del gradiente térmico (-0,65ºC cada 100 metros), en este caso se trata de una montaña de elevada altitud, aproximadamente 2700 metros.
- La variación en función de la orientación de la laderas en dos aspectos: las precipitaciones entre la ladera más húmeda de Barlovento y Sotavento y la diferente exposición al sol de la solana y la umbría de la montaña. El reflejo de este condicionante se aprecia en la diferencias de altura en la que delimitamos cada uno de los pisos de vegetación en cada una ladera, la altura en la que encontramos cada especie, pino albar entre los 900 y 1300, la densidad e importancia de cada una de ellas, el pino es mucho más relevante en la ladera este y, por último, la presencia del haya en la ladera oeste frente al roble en la este.
En ambas ladera, al bosque lo suceden los prados y la roca desnuda de vegetación en las cotas más altas.
En segundo término vamos a analizar cada unos de los pisos de vegetación de forma más precias. La montaña alpina o pirenaica tiene cuatro pisos vegetales En segundo término vamos a analizar cada unos de los pisos de vegetación de forma más precias. La montaña alpina o pirenaica tiene cuatro pisos vegetales

- El piso basal, hasta los 1200 metros, incluye encinas y robles.
- El piso subalpino, entre los 1 200 y los 2 400 metros, reúne coniferas naturales, como el abeto, el pino negro y el pino silvestre. El abeto pue­de formar bosques mixtos con el haya como vemos en la ladera oeste. El sotobosque está constituido por arbustos como el rododendro y el arándano.
- El piso alpino, entre los 2400 y los 3000 metros, es dominio del pra­do, que tiene un período vegetativo corto, ya que pasa siete u ocho me­ses cubierto por la nieve. Por este motivo no pueden desarrollarse plan­tas de mayor tamaño. En estas alturas abundan los sectores de roca desnuda y los canchales, donde crecen pequeñas plantas rupícolas, es decir, adaptadas a vivir en las rocas.
- El piso nival, por encima de los 3 000 metros, tiene espacios de topo­grafía algo plana o de pendiente reducida, en los que la nieve se man­tiene todo el año y la vegetación es inexistente. Posee también otros es­pacios de fuerte inclinación, donde la nieve desaparece cierto tiempo. Aquí se encuentran pequeñas plantas rupícolas, dispuestas directamente sobre la roca (como liqúenes y musgos), o en las grietas y fisuras.