Plano urbano de Madrid
PLANO_MADRID.JPG
Plano urbano correspondiente a una ciudad importante que representa un espacio complejo que refleja las distintas etapas de su desarrollo histórico. Podemos destacar los siguientes aspectos.
a) Morfología general del mismo
b) Etapas de su evolución y los distintos planos que pueden percibirse
a) LA MORFOLOGÍA URBANA hace referencia a la forma que tiene la ciudad. Los elementos que influyen en su forma son:
- El emplazamiento – terreno en el que está situada
- Situación- lugar que ocupa la ciudad dentro del territorio
- El plano – representación gráfica de las superficies construidas y libres
- Los edificios- modifican la forma de la ciudad según sea su disposición abierta o cerrada
- Los usos del suelo – distribución de las áreas residenciales industriales, áreas suburbanas….
El plano urbano de Madrid presenta un emplazamiento junto al río Manzanares que a modo de obstáculo determina que la ciudad se amplíe desde el punto de vista geográfico hacia el NE. amplia llanura (frente al Sistema montañoso de NO) que facilitará las comunicaciones con las principales ciudades del norte y del Mediterráneo peninsular.
Su situación centralizada en el territorio y como capital del Estado ha experimentado un crecimiento constante como demuestran los distintos planos que pueden observarse en su morfología, área de crecimiento que reflejan su evolución histórica. Este desarrollo histórico también se observa en sus edificaciones ya que presentan sectores planificados con una edificación cerrada (ensanches) y edificaciones abiertas que se observan en los barrios periféricos.
Con relación a las características urbanas los elementos más significativos son:
- Las redes viarias entre las que sobresale un ancho eje que atraviesa la ciudad de Norte a Sur, y una disposición, en general radioconcéntrica, que facilitan el acceso al centro ciudad y CBD. A su vez estas vías sirven de límite a las diferentes etapas de su evolución.
- En el plano destacan dos amplias zonas verdes: El Retiro, parque urbano planificado, localizado en la zona central de la ciudad y La Casa de Campo, al Oeste y que según muestra sus límites tiene un carácter más natural.
b) ETAPAS de su evolución y sus distintos planos
En el plano representado pueden observarse las diferentes etapas:
1º El casco antiguo que se corresponde con la ciudad preindustrial. En él se observan dos sectores:
Medieval – que corresponde al emplazamiento original de la ciudad, con un carácter defensivo típico de las ciudades medievales. Surge en una zona elevada junto al río. Plano irregular como resultado de un crecimiento no planificado, ciudad cerrada, limitada por murallas, la falta de espacio da lugar a calles pequeñas y estrechas. La ciudad surge en torno al Palacio Real, antiguo Alcázar. Las calles más importantes surgen del centro en forma radial hasta las puertas de la muralla.
Desarrollo de los siglo XV-XVII. En este momento histórico el desarrollo y crecimiento de la ciudad está unido a:
- Su carácter de capital
- Actuaciones urbanísticas relacionadas con el poder absolutista del XVIII
Estos dos elementos se reflejan en el plano que aunque mantiene una forma irregular adquiere una estructura radioconcéntrica.
Surgen calles más importantes que constituyen vías de acceso al centro, desplazado en este periodo a la Plaza Mayor y a la Puerta del Sol. La ampliación corresponde al aumento de la población: funcionarios, soldados, aristocracia, burguesía… que se instalan en la capital. Surgen edificios destinados, no solo a embellecer la ciudad, sino que también simbolizan el poder real.
Los gobiernos ilustrados del XVIII realizan actuaciones para mejorar la estructura y la vida urbana: Paseo del Prado, El Retiro, Hospitales, Museos….
2º La ciudad industrial 1ª Rev. Industrial. S. XIX
Con el inicio de la industrialización la población urbana aumenta, se diversifican los usos del suelo y tienen lugar importantes transformaciones:
Se remodela y amplían nuevas calles y barrios que facilitan las comunicaciones: Ej. La Gran Vía. Importancia de la desamortización de los edificios y propiedades religiosas que dejan nuevos espacios para edificar.
Desaparición definitiva de los recintos amurallados que dará lugar a la expansión planificada de nuevas áreas residenciales: los ensanches. El Ensanche de Madrid fue proyectado en 1960 por el ingeniero Carlos María de Castro y se localizó en el norte: El distrito de Salamanca El distrito de Argüelles-Moncloa también tiene se puede considerar ensancho, aunque fue proyectado posteriormente. Los ensanches presentan un trazado regular, ortogonal, que facilita la parcelación y la venta de los terrenos. Junto a la urbanización se tiene en cuenta la organización de la circulación. Edificaciones cerradas en manzanas con patios interiores. Los ensanches se constituyen en barrios homogéneos no sólo por la planificación sino también porque se construyeron en un breve espacio de tiempo. Destinados a la mediana y alta burguesía principalmente.
El desarrollo de los transportes permite los primeros intentos de urbanización periférica: Ciudad Lineal de Arturo Soria. El proyecto se realiza teniendo como eje a una ancha calle central, vía de comunicación, en torno a la misma se construyen, en parcelas regulares casas unifamiliares con huerto y jardín. El Proyecto tiene como objetivo unir elementos urbanos y rurales. (Ciudad Jardín) Ha tenido influencia en el urbanismo Norteamericano. Sólo se realizó en parte.
3º Crecimiento y anexiones S. XX
El desarrollo de la industria, el aumento acelerado de la población y el avance de los transportes provoca un rápido crecimiento del espacio urbano. Las modificaciones más importantes son:
Los ensanches, siguiendo las principales vías de comunicación, se extienden, con una planificación cada vez más irregular, hasta englobar núcleos urbanos /rurales ya existentes. Estos pueblos periurbanas presentan planos irregulares, propios de los núcleos preindustriales. Corresponden a esta etapa las zonas del Fuencarral (Norte) Hortaleza (Este), Vallecas ( SE), Carabanchel ( Sur) … Relacionados con un proceso de aglomeración urbana.
Formación de amplias áreas suburbanas, donde se mezclan usos del suelo urbano y rural (espacios en blanco que se observan en el mapa) donde acabarán localizándose: polígonos industriales, barrios obreros, nudos de comunicación, infraviviendas… La rapidez de este crecimiento, la necesidad de construir viviendas para la población trabajadora y la especulación darán lugar a un urbanismo desordenado y difuso, que no presentan una calidad ni en el trazado urbano, ni en los equipamientos, ni en las edificaciones…
La periferia actual se construyó a partir del enorme crecimiento de la ciudad desde la posguerra. En Ella pueden distinguirse diferentes tipos de áreas:
1. Las áreas residenciales son de distinta categoría; antiguos barrios de chabolas, mejorados posteriormente; diversos tipos de poblados de promoción oficial de la década de 1950, con malos materiales y escasos equipamientos, recibieron después remodelaciones y mejoras (Manoteras, San Blas, entrevías…); barrios de bloques y torres con trama abierta y de diferentes niveles en las décadas de 1950 a 1970 (Concepción, Aluche…) y urbanizaciones de viviendas unifamiliares de baja densidad a partir de la década de 1970.
2. Las áreas industriales son también de diverso tipo: polígonos industriales relacionados con el desarrollismo de la época, localizados principalmente en el sector sur, junto al río Manzanares y nuevos espacios industriales de mayor calidad (parques industriales y empresariales, en el sector norte y noreste.
3. Las áreas de servicios y equipamientos buscan en la periferia espacios más baratos: centros comerciales, escolares, sanitarios… a partir de la década de 1980.
Formación del área metropolitana de Madrid
La planificación urbana actual se centra no sólo en realizar proyectos más estructurados, con mejores servicios y calidad, sino también se dirige a rehabilitar y mejorar los cascos antiguos y áreas urbanas históricas.